Krystyna

Cómo encontrar un buen abogado en los Estados Unidos

La mayoría de las personas recurren a la ayuda legal de un abogado cuando se encuentran en una situación límite. Es en este momento cuando debemos encontrar un abogado que nos represente y además que lo haga con garantías de éxito.



Esta tarea que puede parecer complicada, en realidad no lo es tanto si conoces cómo buscar un abogado y hacer las preguntas correctas..

Para comenzar tiene que saber que no siempre es necesario que contrate un abogado para representarlo. Pero no obstante, si ha decidido que desea contratar un abogado, ahora se trata de encontrar un buen profesional que le represente.

También debe tener claro qué tipo de abogado necesita. Dependiendo de la rama del derecho que practique necesitará un abogado de defensa criminal, un abogado patrimonial, de inmigración, accidentes u otro similar. Por lo tanto, asegúrese que su abogado es especialista y conoce la legislación de su estado en todo lo concerniente al problema que tiene.

Una vez que sabes todo esto, toca encontrar un buen profesional, pero ¿cómo busco un buen abogado?

¿Por dónde empiezo a buscar?


Tienes muchas formas de encontrar a un abogado de confianza. La mejor forma es mediante la recomendación de conocidos.

Pregunta a tu familia, amigos o incluso compañeros de trabajo si conocen a algún buen abogado que los haya representado anteriormente y estén satisfechos con su trabajo. Las referencias de estas personas de confianza serán las mejores que encontrará.

Si conoce algún abogado de confianza, aunque él mismo no practique el área de la ley que necesita, también es conveniente preguntarle si conoce algún compañero que sea lo suficientemente bueno para representarlo.
 

Investiga a los abogados cerca de ti.


Puede realizar una búsqueda de abogados en base de datos y directorios como Buscoabogado, Avvo o Martindale, los cuales pueden ayudarlo mediante la información que proporcionan de multitud de abogados, las áreas prácticas, su ubicación, sitio web, dirección, etc.
 

Pregunte antes de contratar un abogado.


Si ya tiene una lista inicial de posibles abogados que contratar, es recomendable les pregunte las siguientes cuestiones antes de contratarlo.

● ¿La primera consulta es gratuita? Si lo es deberá conocer de qué tiempo dispone para consultar sus dudas. Si no es gratuita, pregunte ¿cuánto cuesta la consulta inicial?
● ¿Qué experiencia tiene en casos similares al suyo y por supuesto cuáles fueron los resultados de los casos que llevó?
● ¿Cuánto tiempo lleva practicando la abogacía?
● Si ha sido sancionado disciplinariamente por algo.
● ¿Cuáles son sus tarifas y qué servicios incluyen? ¿Cómo permite pagar las tarifas que cobra y si son negociables estas tarifas?
● Si lleva muchos casos simultáneamente y el tiempo que puede dedicar al suyo.
 

¿Los anuncios de abogados son fiables?


Efectivamente, encontrar un abogado mediante un anuncio puede ser de ayuda. No obstante, tenga la precaución de preguntar y observar como le hemos indicado en su primera cita con su abogado.

No se fie de todo lo que dice el anuncio. Los anuncios en cualquier medio, ya sea en periódicos, radios, televisión o incluso mediante email pueden darnos a conocer un bufete o abogado e incluso el área de especialización del mismo. Será tu instinto quien al final determine quién te representará finalmente.
 

Otras consideraciones a las que debes prestar atención.


Además de lo ya señalado, deberás estar atento la primera ocasión que veas a un abogado. La primera impresión es importante y en muchas ocasiones te dirá la forma de trabajar del mismo.

Presta atención a la forma en que organiza su oficina. Observa el tiempo que tardó en recibirte, si está todo bien organizado y limpio, personas que le asisten y forma en la que se dirigen al mismo.

Otra consideración importante es el tiempo que le dedica a su primera toma de contacto y la atención e interés que prestó.

Si lo considera puede pedirle referencias de clientes suyos (está en su derecho como cliente potencial) e interrogarlos sobre su forma de trabajar y si están satisfechos con su trabajo. Al final, deberá ser su instinto quien determine si es el profesional adecuado para representarlo.

Si por alguna razón no se siente cómodo con el trato recibido, no dude en buscar en otro lugar. La relación con su abogado será lo suficientemente estrecha como para compartir con el mismo detalles que no contaría en otra situación.